Beagle


Compartir

Cachorros de Beagle Vendidos en Mundo Canino

Beagle

Nos adentramos en las particularidades del Beagle, un sabueso sobre el que se maneja mucha información, debido a su larga trayectoria junto al ser humano y por sus muchas habilidades que se derivan de su fino olfato.

Lamentablemente, este animal también es uno de los más empleados para la experimentación en laboratorios, desde posibles reacciones alérgicas por comidas o productos cosméticos, hasta la investigación medioambiental, clínica o farmacéutica. Afortunadamente, estas prácticas han comenzado a ser reguladas, para que la raza deje de formar parte del material de laboratorio.

El Beagle es una de las mascotas más populares entre las familias con hijos, debido a lo bien que se lleva con los niños y, tal vez, el ejemplar más famoso de toda la raza sea el conocidísimo Snoopy, inseparable amigo de Carlitos, protagonistas de la tira de prensa Peanuts, del dibujante Schulz.

Historia del Beagle

Por muestras de arte y hasta por descripciones de personajes tan influyentes como las del alumno de Sócrates, el filósofo griego Jenofontes, parece ser que ya en la Grecia Antigua, del siglo IV a. de C., ya se disponía para la caza de un perro de características muy similares a las del actual Beagle.

Según los investigadores de la raza, ese perro pudo ser divulgado por todo el territorio europeo a través de los soldados del Antiguo Imperio Romano, aunque no fue hasta que la caza se popularizó en Inglaterra como deporte, cuando este animal comenzó a captar la atención de las clases más altas.

Al principio el sabueso fue básicamente empleado por castas bajas, que no podían permitirse el lujo de mantener caballería y debían cazar a pie. La razón era bien sencilla, era un perro al que se le podía seguir el paso con bastante facilidad.

Esa misma razón fue la que también esgrimieron los aristócratas para permitir la entrada del Beagle en la “alta alcurnia”, ya que se convertía en un perro fantástico para los cazadores más jóvenes, que podían seguir la caza a lomos de un pony. Igualmente era un compañero válido para cazadores mayores que no deseaban seguir un ritmo frenético en su deporte.

No se sabe a ciencia cierta el principio exacto del Beagle tal y como lo conocemos hoy en día, aunque se cuenta que ya Isabel I de Inglaterra, a mediados del siglo XVI, se hacía acompañar de unos perritos muy similares a los actuales, aunque de extraordinario tamaño reducido. Los llamaba ‘pockets beagles’ y los llevaba en los bolsillos durante la sesión de caza.

Estos perros, de apenas 20 centímetros, eran soltados después de que los más grandes hicieran su trabajo. Ellos, una vez levantada la presa, eran soltados para que la siguieran por la maleza.

No fue hasta el siglo XIX que se comenzó a trabajar sobre estándares más cuidados para conseguir la raza actual, de modo que fuera capaz de participar en las jaurías de moda por aquellos tiempos y a la vez lucieran como mascotas.

Caracteristicas del Beagle

En las últimas décadas del siglo XIX, los criadores comenzaron a definir el aspecto actual del Beagle, al otro lado del charco. Es en EE.UU. donde la raza acaba tomando su aspecto definitivo y el American Kennel Club la registra en 1884.

En 1955, la Federation Cynologique Internationale (FCI), reconoció al Beagle y lo encuadró dentro del Grupo 6-Sección 1.3, destinada a sabuesos de raza pequeña. En España contamos con el Club del Beagle, desde 1994.

Las proporciones resultan esenciales en esta raza y el estándar de altura para estos perros queda establecido a la cruz a partir de los 33 centímetros, siendo deseable que no superen los 40. En cuanto al peso, dependiendo de la altura, el Beagle rondará entre los 8 y los 14 kilos, no superando en ningún caso los 15.

Apariencia: Este sabueso de aspecto parecido al Foxhound, aunque más pequeño, posee un aspecto fuerte, aunque sin dejar de ser armónico y elegante. Aún así, el Beagle goza de una buena musculatura y una presencia compacta. Es muy característica su expresión llena de ternura y amabilidad, que lo hace prácticamente irresistible.

Cara: La cabeza del Beagle debe ser firme, pero sin llegar a la tosquedad. No debe presentar arrugas y poseer un stop bien definido. Sus mandíbulas han de ser fuertes, con una mordida de tijera prácticamente perfecta. Ojos grandes y tiernos y unas orejas largas y ovaladas, muy finitas y colgantes a ambos lados de las mejillas.

Cola: La cola, insertada arriba, es fortachona y más bien larga. La lleva con entusiasmo y luce más peluda conforme se acerca a su extremo.

Manto: El Beagle es un perro de pelo corto y muy resistente a las adversidades climatológicas y a la exposición exterior. No necesita mucho cuidado, aunque es conveniente un cepillado a la semana, para mantener a raya los pelos sueltos. En cuanto al color del pelaje, se permite el tricolor, en negro, fuego y blanco; negro, blanco, blanco y fuego; manchados en limón, limón y blanco, blanco y negro, fuego y blanco. Se permiten las variedades moteadas de todos estos colores, a excepción del blanco íntegro.

Carácter: Alegre, jovial, dulce, cariñoso, vitalista… existen tantos adjetivos para aplicar al bueno del Beagle. Es perfecto para los más pequeños de la casa, a los que adora. Aunque hemos de dejar claro quién manda. De todos modos es un perro que responde muy bien al premio, pero evidentemente necesita educación, sobre todo porque su instinto de sabueso es muy agudo. No nos extrañen sus ladridos o aullidos, cuando cree que vienen extraños o huele piezas de caza. Y no olvidemos nunca su valerosa labor como perros de terapia; rastreo y búsqueda de personas; detección… Estas cualidades han hecho que algunos Cuerpos de Seguridad posean brigadas especiales de Beagle.

Cuidados: El Beagle puede vivir perfectamente dentro del hogar, pero debe hacer su ejercicio diario, aunque a un ritmo más tranquilo que otros perros. Es muy importante vigilar este apartado, sobre todo porque son muy propensos a coger sobrepeso, lo que sería fatídico para sus miembros y articulaciones. Estamos ante un perro con una esperanza de vida en torno a los 12 años.

Alimentación: Nuestra mascota debe recibir una ingesta diaria de unos trescientos gramos de alimento seco equilibrado. Es importante que controlemos su alimentación, porque el Beagle es un glotón sin fondo, capaz de comer siempre que vea comida.

Ver Cachorros de Beagle a la venta

Fotos de cachorros de Beagle vendidos en Mundo Canino

Videos de cachorros de Beagle vendidos en Mundo Canino

Foros de Beagle

Ver Cachorros de otras Razas de Perros

Información General Cachorros

Garantía Sanitaria

Servicio Veterinario

Quiénes Somos

Nuestras Ventajas

"MUNDO CANINO" en Antena 3

"MUNDO CANINO" en Telecinco

Comentarios: