Pomerania


Compartir

Cachorros de Pomerania Vendidos en Mundo Canino

Pomerania

Vamos a descubrir un poco sobre las cuestiones relacionadas con una de las razas de perro más pequeñas, el Pomerania, que debe su nombre precisamente a la región de donde procede, la antigua Pomerania alemana.

El Pomerania es uno de los canes más antiguos que se conocen. La raza actual se debe a un cuidadísimo trabajo realizado por criadores que han querido mantener unos estándares exquisitos. No obstante, si buceamos en los orígenes de estos perros tendríamos que remontarnos hasta tiempos prehistóricos, concretamente al Neolítico. Desde luego hablamos de una larga amistad entre este Spitz alemán y el ser humano.

Historia del Pomerania

Efectivamente el Pomerania es en la actualidad un Spitz alemán enano. Sin embargo, su historia como mascota viene de muy lejos y es uno de los primeros perros que estableció una unión de ayuda y compañía con los primeros europeos.

Sus antepasados, antes de pasar por la crianza selectiva, servían a las comunidades nórdicas de Laponia en distintas labores, desde la caza, la guarda o la compañía, hasta la tira de carga y trineos. Ello nos da idea de la fuerza y la robustez de aquellos bisabuelos del actual Pomerania.

Lo vemos en seguida, en cuanto se hace una pequeña comparativa del animal y descubrimos que, a pesar de su tamaño, sigue siendo un perro musculoso, fibroso, fuerte y con un pelaje propio para soportar los climas más fríos.

Pero seguimos con sus orígenes. Aquellos primeros canes pasaron al resto de Europa precisamente a través de la región de Pomerania, de donde ha conservado su denominación para muchos, aunque también se les conoce como Spitz Enano Alemán y Deutscher Zwergspitz.

Las distintas cruzas especialmente seleccionadas, fueron ejerciendo su influencia en el tamaño del perro. De todos modos, cuando la raza pomerana llega hasta la nobleza inglesa, la mascota aún pasa de los diez kilos.

Se cuenta que aplicando las “novedosas” Leyes de Mendel y a fuerza de un trabajo casi empírico, los criadores consiguieron, ya en el siglo XIX, disminuir el tamaño de la raza. No obstante, algunos se amparan en un documento histórico impagable, para argumentar que la raza ya estaba conseguida en el siglo XV y, como prueba, esgrimen el valiosísimo cuadro de Van Eyck “Retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa”.

En el cuadro del pintor flamenco, datado en 1434 y que hoy podemos contemplar en la National Gallery de Londres, a los pies de la esposa del comerciante aparece un perro con un aspecto muy similar al de los pomeranos que podemos encontrar en la actualidad.

Caracteristicas del Pomerania

El Pomerania está considerado por casi todas las federaciones como un perro pequeño. En el caso del American Kennel Club, la raza fue reconocida dentro del Grupo 5, correspondiente a los Toys (perros de juguete). En el caso de la Federation Cynologique Internationale (FCI), el Pomerania está reconocido en el Grupo 5-Sección 4, destinada a los Spitz europeos.

Al ser una réplica casi exacta del Spitz alemán pero de reducido tamaño, es muy importante que el perro mantenga las proporciones. La altura oscila entre los 18 y los 28 centímetros a la cruz y el peso está entre poco menos de kilo y medio y los tres kilos.

Para muchos existe una variedad especial dentro de la propia raza, el Lulú de Pomerania. Para los defensores de esta teoría, el nombre se correspondería con la variedad más pequeña de Pomerania. Hemos de decir, de todos modos, que para la mayoría de criadores, ambas denominaciones se corresponden con la misma raza, el Spitz enano alemán.

Apariencia: Esta raza es muy vivaracha, muy vital, con mucho porte y un aire muy aristocrático. Es famoso por su carita de “zorro” y su expresión inteligente y curiosa. Resulta un perro con una configuración muy compacta y robusta, que conserva el manto propio de los perros de nieve.

Cara: El Pomerania es un perro con una cabeza en forma de triángulo y con una cara parecida a la de los zorrillos. Sobresalen sus orejas pequeñas, que asoman puntiagudas y como si estuvieran siempre alerta. Su hocico es de un tamaño medio y aguzado.

Cola: La cola del Pomerania o Lulú de Pomerania es muy peluda y el perro suele llevarla sobre la espalda.

Manto: En esta variedad de Spitz enano se aceptan prácticamente todos los colores de manto, siendo muy apreciados aquellos que son uniformes y puros. El pelaje exterior es liso, bastante largo y espeso, con un tacto un poco duro. Debajo posee una capa como de lana.

Carácter: El Pomerania es una de esas razas que van muy bien para las familias. Se integra y se convierte en el protector de todos sus miembros. De todos modos, es un perro muy arisco con los desconocidos y con tendencia a demostrarlo a base de ladridos, por ello es conveniente la socialización desde cachorro. Precisamente su empeño en ladrar, bien canalizado con educación, puede convertirlo en un buen perro de alerta. Aunque lo veamos tan pequeño y encantador, el Pomerania puede ser muy independiente y tozudo, por lo que hay que dejarle claro quién manda en casa o tendremos que convivir con un minúsculo tirano. De todos modos es muy rápido aprendiendo y le encanta jugar con niños y otras mascotas. En este apartado hemos de tener muy en cuenta el tamaño del perro y educar también a los niños, para que no lo traten como un juguete y evitar que salga lesionado. Ojo con la arrogancia del Lulú de Pomerania, capaz de pasar del tamaño de otros perros y buscar la boca de canes mucho más grandes que él.

Cuidados: Por lo general la raza es muy sana y longeva, pudiendo alcanzar los 18 años de edad. Entre los problemas más habituales de salud, muy relacionados con las razas pequeñas, están las luxaciones de rodillas y los problemas discales. Es bueno que el perro no tenga sobrepeso, para no sobrecargar sus pequeñas patas. Es también muy habitual, por ser raza miniatura, que acabe perdiendo los dientes con mucha facilidad, por lo que es vital el cuidado, la higiene y la previsión con el veterinario. Algunos pueden presentar problemas con la fontanela, que normalmente se cierra alrededor del año. También son propensos a problemas cardíacos.

Alimentación: El Pomerania es muy pequeñito y, por lo tanto, el gasto en alimentación será proporcional a su tamaño. Dependiendo de su necesidad, sobre todo por peso y tamaño, nuestra mascota estará bien alimentada con una ingesta diaria de entre 100 y 150 gramos diarios de alimento equilibrado.

Ver Cachorros de Pomerania a la venta

Fotos de cachorros de Pomerania vendidos en Mundo Canino

Videos de cachorros de Pomerania vendidos en Mundo Canino

Foros de Pomerania

Ver Cachorros de otras Razas de Perros

Información General Cachorros

Garantía Sanitaria

Servicio Veterinario

Quiénes Somos

Nuestras Ventajas

"MUNDO CANINO" en Antena 3

"MUNDO CANINO" en Telecinco

Comentarios: