Yorkshire Terrier - Yorky


Compartir

Cachorros de Yorkshire Terrier - Yorky Vendidos en Mundo Canino

Yorkshire Terrier - Yorky

Nos encontramos ante una de las razas más pequeñas y frágiles. El Yorkshire Terrier, de hecho, compite con el Chihuahueño para ver cuál de los dos es el perro más pequeño del planeta. Este divertido y juguetón compañero, es el animalito perfecto para cualquier edad, porque resultan cariñosos, juguetones, zalameros y divertidos. Ocupan poquísimo espacio, comen poca cantidad, no necesitan mucho ejercicio y son muy fieles y atentos con toda la familia. También son ideales para compartir espacio con otros perros. Resultan muy generosos y les encanta hacer monerías, tanto para sus congéneres de cuatro patas, como para sus anfitriones humanos. Eso sí, deben educar a los niños para que cuiden al pequeñín. El ‘Yorky’ es tan delicado que, si no se tiene cuidado, puede resultar lesionado con traqueteos y zarandeos. Si esto queda claro para los niños, serán una pareja de juegos fantástica y unos compañeros entrañables.

Historia del Yorkshire Terrier - Yorky

Con la Revolución Industrial, muchos trabajadores escoceses se asentaron en Yorkshire, una zona de Inglaterra en la que se precisaba mano de obra. Los emigrantes procedentes de Escocia trajeron consigo a sus terrier que, al combinarse con los ingleses, dieron lugar al Yorky.

Los perritos eran utilizados para cazar ratones en los molinos y las fábricas en los que operaban sus dueños y, al ser criados por gente humilde, sus orígenes no quedaron registrados documentalmente.

No es hasta mediados del siglo XIX, concretamente en 1865, cuando un Yorkshire Terrier gana distintas exposiciones. Se trata de ‘Huddersfield Ben’ y su presentación causó tal sensación que pronto se convirtió en la locura de las clases adineradas.

El campeón se convirtió en semental y, a finales de siglo, casi todos los perros de exposición presentaban en su pedigrí algún cruce con ‘Huddersfield Ben’. Esta razón le valió el sobrenombre de ‘padre de la raza’.

Caracteristicas del Yorkshire Terrier - Yorky

En la Federation Cynologique Internationale (FCI), el Yorkshire Terrier viene clasificado como Terrier de compañía, dentro del Grupo 3-Sección 4. Las federaciones británicas y norteamericanas lo han fichado dentro del Toys Group.

No existe un estándar de altura para la raza, existiendo perros auténticamente diminutos. Lo que sí queda estipulado es su peso ideal, que no debe pasar de los tres kilos y doscientos gramos.

Apariencia: Como ocurre con otros perros de raza pequeña, el Yorky es un portento de elegancia con cierto puntito arrogante. Es cierto que es todo apariencia y que es su morfología la que imprime esta sensación a un perro compacto, erguido y muy bien proporcionado. Necesita su dosis de ejercicio diario para mantener un cuerpo con genes tan atléticos, herencia indiscutible que comparte con todos los terrier.

Cara: Su cabeza pequeñita y plana enmarcan unos ojillos medianos y muy oscuros, que encierran toda la viveza de su ingenio. Posee un hocico cortito, coronado por una trufa bien negra. Sus orejas son pequeñitas y puntiagudas. El Yorkshire Terrier posee unas mandíbulas muy bien equilibradas, con una perfecta mordida en tijera.

Cola: Durante mucho tiempo al Yorky se le privaba de su cola. En la actualidad, no obstante, muchos propietarios prefieren que el perro conserve su apéndice. En estos casos, el Yorkshire Terrier ofrece una cola peluda, de un color más intenso que el resto del pelaje. Los que prefieren cortar la cola al Yorky se la dejan de tamaño medio.

Manto: El manto precisa un apartado especial, puesto que el pelaje de nuestros amigos, sobre todo si se desea que luzcan su fantástico pelo largo, requiere mucha dedicación, algo que además encantará a nuestra mascota, que goza sobremanera con los cuidados y las atenciones de sus dueños. El pelo del Yorkshire es bastante largo y lacio y cubre todo su cuerpo. Es muy brillante, suave y fino. Efectivamente, para que nuestro perro presuma de pelo, hemos de lavarlo una vez a la semana y cepillarlo todos los días. Si no se van a practicar estos cuidados es mejor cortarle el pelo. De todos modos se debe cuidar que el pelaje no incomode al animal y le impida moverse con su habitual vivacidad y elegancia. La cabeza y el pecho de la mascota deben ser de un color rojo fuego, que se va aclarando hacia las puntas. A partir de la parte trasera de la cabeza el manto se extiende por todo el cuerpo con un color azul acero. Una peculiaridad con respecto al pelaje es que según el American Kennel Club, el Yorky es uno de los perros que integran la lista de razas hipoalergénicas o que supuestamente provocan menos números de alergias. Sin embargo, se recomienda consultar con un alergólogo, ya que se ha demostrado que la alergia a los perros está más relacionada con la saliva y la caspa del animal.

Carácter: Cariñoso, divertido, intuitivo, mimoso, vivaz, simpático… ¡Quién puede resistirse a los encantos del Yorkshire Terrier! Es cierto que estamos ante una mascota irresistible, pero no podemos olvidar la educación. Si no somos firmes con el perro y caemos en la tentación de mimarlo en exceso y ser indulgentes con él, acabaremos teniendo un auténtico tirano malcriado y caprichoso. Si somos firmes en este apartado, podremos disfrutar de un perro muy familiar, preocupado por todos los miembros de la casa, buen centinela, un poco payasete y muy amoroso.

Cuidados: El Yorkshire Terrier puede ser un perro muy longevo, con una esperanza de vida de hasta 15 años. No obstante, la vida del perro se acorta significativamente en los individuos de menos de dos kilos. Ello es porque se ha fomentado, como moda indeseable, que los perros sean anormalmente pequeños. Para ello se han cruzado endogámicamente los sujetos más débiles y frágiles, que han dado como resultado animalitos muy delicados y con graves problemas de salud. Entre las dolencias más comunes del Yorky cabe destacar la sensibilidad de su aparato digestivo, sobre todo cuando se le ofrece algo que se sale de su comida habitual. Se debe cuidar este apartado para evitar diarreas y vómitos. Cataratas, retinopatías y ojo seco son las enfermedades oculares más comunes. Luxaciones de rótula y problemas con la cabeza del fémur, también son muy habituales en la raza. Cada vez más frecuentes los problemas de coagulación y las enfermedades de corazón. Al ser tan pequeños, el Yorkshire Terrier plantea dificultades para tolerar los anestésicos.

Ver Cachorros de Yorkshire Terrier - Yorky a la venta

Fotos de cachorros de Yorkshire Terrier - Yorky vendidos en Mundo Canino

Videos de cachorros de Yorkshire Terrier - Yorky vendidos en Mundo Canino

Foros de Yorkshire Terrier - Yorky

Ver Cachorros de otras Razas de Perros

Información General Cachorros

Garantía Sanitaria

Servicio Veterinario

Quiénes Somos

Nuestras Ventajas

"MUNDO CANINO" en Antena 3

"MUNDO CANINO" en Telecinco

Comentarios: