• Conéctate para seguir esto  
    Seguidores 0

    Como elijo un cepillo para mi perro


    • Teaser Paragraph:

    La mayoría de los perros con pelaje denso deben ser cepillados periódicamente, a poder ser dos o tres veces a la semana. También hay muchos con pelo corto que les encanta que les pases un cepillo por su costado o su lomo, pues encuentran una sensación muy placentera cuando las cerdas del cepillo rascan su piel.

    Cepillar el pelaje de un perro nos permite limpiarlo de pelaje muerto en las mudas, evitar enfermedades al ayudar a descubrir si tiene algún tipo de parásito, dejarlo con un buen aspecto al distribuir el aceite natural de su pelaje, y como acabamos de comentar, darle un momento gratificante que compartir con nosotros.

    Existen diversos tipos de cepillos, cada cual con diferentes utilidades y deberás adquirir los que creas que vas a necesitar según sus funciones.

    Cepillos alisadores.

    Estos tienen una capa de alambre muy fino con forma de gancho y son útiles para desenredar el pelo a nuestro perro además de eliminar los pelos sueltos debidos a la muda o a la característica particular de la raza.

    Cepillos de cerdas.

    Hechos normalmente con cerdas animales, vegetales o sintéticas, no son efectivos para quitar pelos sueltos, pero sirven para eliminar polvo y suciedad superficial. Normalmente son los más aconsejados para los perros con pelo corto y duro.

    cepillos_para_perros.jpg

    Cepillos de agujas o de alambre.

    Son cepillos con una capa de dientes espaciados en forma de púas rectas, aptos para desenredar y perfectos para los perros de largo pelaje. Muchos tienen una pequeña bolita de caucho en las puntas de las agujas o alambres, para no molestar al animal en el cepillado.

    Guantes de goma.

    Estos guantes incorporan unas pequeñas protuberancias de goma que son perfectas para eliminar polvo y pelo muerto de nuestro perro.

    Peines de metal.

    Son utilizados con perros de pelo medio o largo especialmente para desenredar, quitar nudos y peinar. Los que tienen púas más afiladas se utilizan para romper nudos densos y no cortar el pelo al animal.

    El cepillado debe ser una actividad a realizar sin prisas, donde el animal se encuentre a gusto y sirve para reforzar los lazos dueño-perro. Debe alternarse con caricias, ya que ciertos perros tampoco encuentran el cepillado tan placentero, o al encontrarse con ciertos nudos puede dolerles y dejar de gustarles inmediatamente el cepillado. Con paciencia y constancia el perro adorará ser cepillado, una actividad que beneficia a todos.


      Informe Artículo
    Conéctate para seguir esto  
    Seguidores 0


    Comentarios de los usuarios


    No hay comentarios a visualizar.



    Crear una cuenta o conéctate para comentar

    Necesitas ser usuario para poder dejar un comentario

    Crear una cuenta

    Registrarse para una nueva cuenta en nuestra comunidad. ¡Es fácil!


    Registrar una nueva cuenta

    Conectarse

    ¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.


    Conéctate ahora

  • Imágenes