• Conéctate para seguir esto  
    Seguidores 0

    El perro en la historia antigua


    • Teaser Paragraph:

    dog01.jpg

    Quizás pensáis que la conexión especial que existe entre el ser humano y el perro es cosa de hace pocos años, o quizás de la edad media, pero deberías saber que hace ya más de 12.000 años que el perro es el mejor amigo del hombre, y seguramente mucho más tiempo. Existen multitud de referencias a nuestra mascota favorita, tanto en excavaciones paleontológicas, como en pinturas en cuevas y en paredes pintadas en rocas en las que se muestran figuras de perros acompañando al hombre en la caza.

    Es más que probable que el perro descienda de una especie de lobo domesticado por el hombre y no se sabe como fue el primer contacto ni quién fue a quién, pero lo que es seguro es que fue utilizado por el ser humano para vigilar el ganado, como ayuda en la caza y como vigilante contra los enemigos.

    DogsTable.jpg

    En el antiguo Egipto y Asia occidental los galgos y perros de presa eran utilizados para cazar y los mastines para la guerra. Esto se conoce por la documentación dejada por estas antiguas civilizaciones, sobre todo pinturas, figuras y obras de arte donde el perro era representado en todas sus variantes. Como curiosidad, en la antigua Roma, en muchos hogares colgaba un cartel que rezaba en latín “Cave Canem” y que significa literalmente “Cuidado con el perro”.

    En algunas civilizaciones han sido objeto de culto religioso, y en Oriente y Egipto los perros en pinturas y esculturas llevaban siempre collares.

    Por parte de herencia, todos heredaron los caracteres básicos del lobo, pero los distintos cruces y razas hechos por el hombre para buscar mejorar ciertas características y aspectos de sus perros hicieron que cada una de las razas evolucionara de forma diferente, y sus características se adaptaran por medio de la selección artificial podríamos decir a las necesidades a las que tenían que enfrentarse. Esto es conocido como la selección artificial. Los galgos por ejemplo, eran perros cazadores que desarrollaron una vista mucho mejor que la del lobo, y los pastores alemanes un olfato aún más desarrollado que el resto de razas. Cabe destacar por ejemplo, que el perro tiene un olfato 20 veces mayor al del ser humano, pero que esta cifra se eleva hasta el 34 en el caso de esta raza particular.

    Esta selección artificial de querer cruzar lo mejor de cada raza también ha llevado a que perros de pura raza tengan problemas particulares, como el carlino problemas de respiración intrínsecos de la raza, al tener el morro demasiado estrecho.


      Informe Artículo
    Conéctate para seguir esto  
    Seguidores 0


    Comentarios de los usuarios


    No hay comentarios a visualizar.



    Crear una cuenta o conéctate para comentar

    Necesitas ser usuario para poder dejar un comentario

    Crear una cuenta

    Registrarse para una nueva cuenta en nuestra comunidad. ¡Es fácil!


    Registrar una nueva cuenta

    Conectarse

    ¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.


    Conéctate ahora

  • Imágenes